DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

La Comisión Interamericana de DDHH investiga casos de persecución religiosa en México




Miércoles 28 de Noviembre del 2007
Persecuciones
México

 

OAXACA, México (La Jornada / Protestante Digital) Indígenas evangélicos de Chiapas y Oaxaca pidieron al secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, que interceda a favor de seis niños a los que se les impide abastecerse de agua en San Pedro Petacaltepec, Oaxaca, por el simple hecho de profesar su fe. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó a la Barra Nacional de Abogados Cristianos que estudia ya la demanda que interpuso en contra de autoridades mexicanas por la falta de libertad de culto.

Los niños tienen prohibido tomar agua del único río que abastece la localidad. Cada noche, Gedeon su padre, quien fue expulsado de la comunidad por no ser católico, les lleva garrafones con el líquido que obtiene de fuentes a ras de tierra, y para obtenerlo debe caminar varias horas por la sierra.

Gedeón pertenece a la congregación de Iglesias Evangélicas de México y lleva nueve años padeciendo golpes, vejaciones, la expulsión de sus niños de la escuela y la exclusión de todos los programas de salud y desarrollo.

Los evangélicos de Chiapas y Oaxaca, casi todos de origen indígena, acudieron al foro de consulta ciudadana sobre derechos humanos, organizado por la Secretaría de Gobernación. Antes de entrar se pusieron una camiseta que decía: "Ser evangélico no es un delito", por lo que funcionarios del gobierno estatal les intentaron impedir la entrada. Al final del acto expusieron sus denuncias a Ramírez Acuña y al gobernador Juan Sabines Guerrero.

AGRESIONES A EVANGÉLICOS

Detallaron que en lo que va del gobierno en Chiapas han ocurrido 38 agresiones contra evangélicos, y en uno de los casos, sucedido en junio pasado en el poblado Jonalhó de San Juan Chamula, uno de sus compañeros fue muerto a pedradas por católicos. "La justificación que dieron fue que lo confundieron con un asaltante", expuso Oscar Moha Vargas.


Indígenas evangélicos piden libertad
religiosa a las autoridades mexicanas.


Denunciaron ante los funcionarios federal y estatal que les han destruido los templos y siguen expulsando a sus hijos de la escuela. Las autoridades de la Subsecretaría de Asuntos Indígenas avalan acuerdos de las asambleas de católicos donde se les expulsa de los pueblos y la justicia es imparcial ante estas situaciones.

Expusieron que ante la negativa a hacerles justicia han acudido ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, cuyo secretario ejecutivo, Sergio Cantón, les ha notificado que se va a proceder a la investigación de los hechos y en breve citará a los representantes del Estado mexicano.

AMENAZADAS 18 FAMILIAS DE SOCOLTENANGO

Paralelamente, representantes de 18 familias de la comunidad Estrella Roja, municipio de Socoltenango, denunciaron que recibieron amenazadas con ser expulsadas del lugar. Pablo Jiménez Borrallas, pastor de la iglesia Unidad Cristiana, dijo que están teniendo estos problemas porque les obligan a pagar más de 5 mil pesos para las festividades religiosas de los católicos.

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DDHH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó a la Barra Nacional de Abogados Cristianos que estudia ya la demanda que interpuso en contra de autoridades mexicanas.

En lo que va del actual sexenio hay registrados más de 50 casos de Intolerancia y Persecución en el territorio nacional, principalmente en zonas indígenas.

Es la primera vez que el Estado Mexicano es demandado ante cortes internacionales por la falta de garantías para ejercer la libertad de culto por parte de una ONG.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: