DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Preocupa a los cardenales católicos el avance pentecostal en Latinoamérica



Papa Benedicto XVI reunido con los
cardenales católicos en el Vaticano.


Lunes 26 de Noviembre del 2007
Sociedad
Italia

ROMA, Italia (AFP/ACPress.net) Los evangélicos o protestantes están igualados ya a los católicos como confesión religiosa cristiana en el aspecto cuantitativo, en gran parte gracias al crecimiento de las Iglesias Evangélicas Pentecostales en América Latina (y en Asia y África); lo que preocupa a los cardenales católicos reunidos en el Vaticano.

Reflejo de ello es que el crecimiento de los movimientos pentecostales, presentes desde inicios del siglo XX en América Latina, fue uno de los temas tratados en la reunión extraordinaria celebrada este pasado viernes en el Vaticano, entre más de cien cardenales católicos de todo el mundo.

Los cardenales, reunidos en la Sala del Sínodo, en una especie de preconsistorio, celebraron este sábado el segundo Consistorio del pontificado de Benedicto XVI, convocado para la ´creación´ de 23 nuevos purpurados. Durante los debates, los cardenales se comprometieron también a proseguir la tarea de "purificación de la memoria" iniciada por el precedente pontífice Juan Pablo II sobre el papel ambiguo de la Iglesia Católica en su historia.

Los cardenales desean igualmente "prestar atención a las formas de comunicación que se usan para evitar herir la sensibilidad de los otros cristianos", sostiene una nota divulgada por el Vaticano. Se trata de una respuesta a las críticas que desató un reciente documento oficial del Vaticano en el que la Iglesia Católica se define como la "única y verdadera Iglesia de Cristo".

EVANGÉLICOS, IGUALADOS A CATÓLICOS

Los evangélicos o protestantes en todo el mundo están ya igualados cuantitativamente a los católicos, con las dificultades que tiene cuantificar una creencia universal, ya que es difícil definir, identificar y cuantificar a los verdaderos católicos o evangélicos en el total de países de nuestro planeta. Pero de forma aproximada, cada una de ambas confesiones –católica y evangélica o protestante- ascienden, aproximadamente, a alrededor de unos mil millones de fieles en todo el mundo (unos más fieles que otros, sin duda). En esta igualdad numérica ha influido que sólo los pentecostales, de forma aislada, suponen ya 400 millones. Se ubica en tercer puesto en cuanto a número de fieles, la religión cristiana ortodoxa, que suma cerca de 250 millones.

Ante el Papa Benedicto XVI, el cardenal alemán Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, manifestó su preocupación por el "crecimiento exponencial" de los grupos pentecostales. "Perduran las dificultades con ellos debido a sus métodos misioneros tan agresivos", comentó el purpurado, quien presentó un informe sobre las relaciones con todas las corrientes de protestantes, de carismáticos y de ortodoxos.


Los pentecostales son más dinámicos que los
demás evangélicos en su trabajo evangelístico.


LA FUERZA PENTECOSTAL

El cardenal Kasper subrayó que el Movimiento Pentecostal cuenta hoy en día con 400 millones de personas y que "no puede ser ignorado". Las iglesias pentecostales son la rama evangélica con más crecimiento en América Latina, llegando a constituir entre el 80% y el 85% de las diversas comunidades protestantes.

"Ante todo es necesario que hagamos un examen de conciencia pastoral y nos preguntemos de forma autocrítica por qué tantos cristianos dejan nuestra Iglesia", afirmó el purpurado católico-romano.

El "desafío" que constituyen tales movimientos para el Vaticano ha sido tema de discusión en varias reuniones de obispos, teólogos y laicos en Africa, Asia y en particular en varios encuentros en Brasil y en Argentina, cuyos resultados figuran en el documento final de la asamblea general del episcopado latinoamericano celebrada en Aparecida (Brasil) en mayo de este año, a la que asistió el Papa.

"No tenemos que comenzar hablando de lo que no funciona en los pentecostales, sino sobre cuáles son nuestras carencias pastorales", afirmó Kasper. "¿Podemos reaccionar ante este nuevo desafío con una renovación litúrgica, del catecismo, pastoral o espiritual?", se interrogó el prelado católico. Este religioso recuerda que ya hace más de veinte años, Juan Pablo II reconocía la fuerza de ese fenómeno, "que no debe ser considerado negativo, porque además de los innegables problemas, testimonia el deseo de una experiencia espiritual", escribió.

El Movimiento Pentecostal llegó en 1909 a América Latina y se expandió con fuerza, especialmente en los países del Caribe, en el norte de Sudamérica y en Brasil.

Con el tiempo –contradiciendo a la falsa teoría del control norteamericano- han surgido iglesias de carácter nacional, totalmente desconectadas de las de Estados Unidos, e incluso, existen iglesias "híbridas", que integran elementos religiosos tomados del cristianismo protestante, católico e incluso de otras religiones no cristianas como la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), nacida en Brasil.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: