DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Presidente Hugo Chávez crea división entre los cristianos evangélicos venezolanos



        Presidente Hugo Chávez

Jueves 22 de Noviembre del 2007
Política
Venezuela

CARACAS, Venezuela (entreCristianos / Protestante Digital)
Cada domingo Ana González se viste con su mejor ropa para asistir a Las Acacias, la iglesia evangélica más grande de Caracas. Y cada semana, cumple con sus obligaciones militares como soldado de reserva a la orden del presidente Chávez.

Ana de 47 años, comenta que cree en Jesucristo porque fue un revolucionario y añade, que sigue a Chávez porque cree en las cosas que está haciendo y también es un revolucionario. Ana y su esposo Francisco Melo de 49 años, se conocieron en Las Acacias hace ocho años y en la actualidad además de asistir a la iglesia, son voluntarios en las reservas militares, al servicio de lo que diga el Gobierno, en especial ayudando a distribuir vacunas en barrios pobres.

En tiempos que el cristianismo evangélico en Venezuela está creciendo, las iglesias están sintiendo la fractura por razones políticas. Debido a la reforma propuesta por Chávez, miembros de las iglesias tienen el temor de que el gobierno amordazará las bocas de aquellos que no prediquen de acuerdo a sus tendencias políticas. Lo que les desconcierta – y a algunos incluso disgusta- es la constante cita de las escrituras por parte de Chavez.

El matrimonio González cuenta que muchos miembros, partidarios chavistas, se han ido de las Acacias porque dicen que el pastor se identifica con la oposición.

CHÁVEZ APUESTA POR EL CAUDILLO PERENNE

De cara al referéndum del 2 de Diciembre, que hace amplias revisiones a la Constitución de Venezuela, este país se ha polidarizado políticamente mucho más. Muchos se oponen a los cambios propuestos, que eliminarían los límites para que un presidente pueda ser electo y que daría a los gobernantes facultades para limitar la propiedad privada.

En una reciente marcha oficialista, Chávez amenazó con arrasar "la tierra" del este de Caracas, ampliamente considerada como un bastión de la oposición.

En la lucha de Chávez para llevar a los venezolanos esa "revolución socialista", las iglesias han sido un importante campo de batalla.

CHÁVEZ Y LA RELIGIÓN

Es ya una rutina que el presidente invoque a la religión. El año pasado, celebró su reelección leyendo un pasaje bíblico que describe el estilo de vida comunal de los cristianos del primer siglo. También menciona con frecuencia que su revolución debe crear un "hombre nuevo", un eco de un tema del apóstol Pablo en sus Epístolas del Nuevo Testamento.

Carmelo Álvarez un predicador puertorriqueño que ha trabajado con pastores venezolanos pentecostales, afirma sin la menor duda que Chávez es cristiano. Alvarez dice que la Iglesia Católica Romana por mucho tiempo ha influido en la política venezolana pero con Chávez ha cambiado eso.

Casi inmediatamente a su llegada al mandato en 1998, Chávez recortó los subsidios a la iglesia católica hasta en un 80%, según algunas estimaciones. Por el contrario, hace tres años, la Iglesia Renacer, una congregación pentecostal en el centro de Caracas, recibió cerca de cien mil dólares para su fundación del Gobierno de Chávez, según ha afirmado su propio pastor Jesús Pérez. Pérez señala que ahora existe más libertad para los cristianos que antes. También afirma que nunca ha usado el púlpito con fines políticos, pero que los miembros de su iglesia siguen a Chávez "porque Chávez los ha reconocido".

Por su parte Samuel Olson, pastor de Las Acacias y presidente del Consejo Evangélico, sospecha que la retórica bíblica de Chávez es más bien una estrategia política en lugar de ser una señal de fe. Como hemos dicho, esta postura no ha sentado bien a los cristianos “chavistas” de las Acacias, que han abandonado la iglesia al interpretar esta crítica de Olson como alinearse con la oposición a Chávez.

La iglesia que pastorea Olson –Las Acacias- tiene casi 5 mil miembros y no puede evitar estar en la palestra. Su sitio en internet está siendo monitorizado y las líneas telefónicas han sido pinchadas, indicó Olsón.

La iglesia se prepara para el tiempo en el que el gobierno cierre sus puertas, ya sus miembros han sido divididos en grupos en función del lugar donde viven. Si el gobierno cierra la iglesia, cada grupo tendrá su propio pastor y sus propios líderes, por lo que Olson manifestó que Las Acacias podrá sobrevivir.

Noticia Relacionada:

Chávez manda 'al infierno' a evangélicos contrarios a su reforma constitucional

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: