DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Musulmanes atacan a iglesias cristianas en Indonesia


Martes 06 de Noviembre del 2007
Persecuciones
Indonesia

ImageHace unas semanas, una turba de musulmanes atacó una iglesia casera en las afueras de Yakarta quebrando vidrios y destruyendo mucho de la propiedad. Los radicales incluso lanzaron piedras y ladrillos a los miembros de la iglesia.

Entre los heridos estaba el pastor principal, Jau Doloksaribu, quien recibió dos puntadas en la cabeza.

El pastor Jau dice que no solo atacaron su cuerpo. Los militantes también asaltaron los derechos que Dios le ha dado.

Image“La libertad de culto es un derecho humano básico. No lo otorga ni el gobierno ni las autoridades, es un obsequio gratuito de Dios que debe ser respetada por todos. Y además la ley garantiza la libertad religiosa” dijo el pastor Jau Doloksaribu, de la Iglesia Protestante Batak.

Víctimas de los ataques dicen que el gobierno indonesio no se esfuerza por proteger su libertad de culto.

ImageA las iglesias se les exige un mínimo de noventa miembros. También deben tener la aprobación de sesenta vecinos antes de poder reunirse legalmente.

Muchas iglesias son cerradas a la fuerza, incluso hubo un incidente en que la esposa de un pastor fue asaltada sexualmente.

ImageNorma Siregar, esposa de Jau daba una clase de Escuela Dominical cuando musulmanes extremistas irrumpieron en la iglesia en su casa.

“Mientras dañaban los libros cristianos, veinte hombres me rodearon, me empujaban y me manoseaban. Cuando tomaron mi Biblia y yo traté de agarrarla, me manosearon el cuerpo y un hombre grito, ‘A causa de este libro, muchas personas se convierten’ y luego me golpeó la cabeza con el puño y con la Biblia. Durante todo eso, no sentí miedo porque el Espíritu Santo me dio fuerza, pero en la noche, no pude dormir por el dolor en la espalda y en el corazón”, dijo Siregar.

ImageEl pastor de la Congregación de Dios, Roby Elisa dice que no entiende porque su esposa y su iglesia fueron atacadas si ellos solo tratan de traer esperanza a la comunidad. “Lo que hicieron es una indicación de que este movimiento musulmán está dispuesto a convertir a Soreang y Bandung en territorio exclusivo musulmán. Eso es injusto para nosotros. Si tenemos libertad de culto, debemos tener donde reunirnos, pero nos niegan ese derecho”, aseguró Elisa.

En el pueblo de Soreang, una Iglesia Pentecostal, ha estado cerrada por dos años. Otras diez iglesias cristianas han sido clausuradas por musulmanes extremistas, incluso las que recibieron permisos. Esto los lleva a pensar si el movimiento anti-cristiano es apoyado por el gobierno.

ImageGomor Gultom es el Secretario Ejecutivo de la Comunidad de Iglesias de Indonesia, una organización ecuménica y manifiesta que parece que “El gobierno parece tener miedo de esta gente agresiva. Son lentos y ni siquiera quieren investigar. La minoría, debe sujetarse a la mayoría y eso es un problema serio”.

Las escuelas también son blanco de los extremistas. El Instituto Bíblico de Arastamar ha funcionado por 17 años con permiso gubernamental. Pero ha sido atacado varias veces este año. En una ocasión, musulmanes enfurecidos quemaron los dormitorios que se estaban construyendo. Pese a los ataques, el personal y los estudiantes dicen que no abandonaron el instituto - han visto la protección milagrosa de Dios.

ImageBayu Kusumo del Instituto Bíblico Arastamar comenta que los musulmanes se quejan porque “invitamos a muchas tropas a protegernos cuando en realidad solo tenemos unos policías. Cuando ven que las tropas nos rodean, se van. Yo creo que Dios les permitió ver los ángeles para mostrar como El protege a su gente. En realidad, no queremos conflicto con los musulmanes. De hecho, vivimos al lado de ellos en armonía. Queremos hacer amistad con ellos para que conozcan a Jesús como Salvador. Yo creo que este grupo que nos ataca es solo un pequeño grupo extremista”.

ImageLos cristianos indonesios dicen que, como la mayoría musulmana, ellos también tienen derecho de practicar su fe, de cantar y orar en sus casas. Libres de violencia y regulaciones injustas. Dicen que es su derecho, no sólo garantizado por la constitución del país, sino otorgado por Dios.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: