DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

El cambio climático deja libre de hielos el paso del Noroeste en el Ártico




Sábado 06 de Octubre del 2007
Sociedad
España

MADRID, España (ABC / Protestante Digital) En este pasado septiembre del 2007 un barco habría navegado plácidamente, libre de hielos, desde el Atlántico al Pacífico ya que, por vez primera el hielo del Ártico se ha retirado hacia el norte lo suficiente como para permitir la navegación entre el Atlántico y el Pacífico por las costas canadienses.
 
NUNCA HABÍA OCURRIDO ESTO

Fruto del calentamiento global que experimenta el planeta, por primera vez en la era moderna el paso del Noroeste está libre de hielos.

Lo ha comprobado el satélite Envisat, de la Agencia Espacial Europea (ESA) en un seguimiento que comenzó hace diez años y muestra que, en ese tiempo, la pérdida anual de la superficie de hielo ha superado los 100.000 kilómetros cuadrados.

Pero lo más grave es que en sólo un año, ha experimentado la misma reducción: un millón de kilómetros cuadrados. A este paso y conforme a las predicciones elaboradas por Naciones Unidas, es probable que para 2070 no quede hielo alguno en el Ártico a finales de septiembre, la época en que la retirada de los hielos hacia el norte es máxima.

NAVEGACIÓN MERCANTE

La apertura del paso del Noroeste podría repetirse en los próximos años, incluso adelantándose a estas fechas, lo que haría posible la navegación mercante entre el Atlántico y el Pacífico. Para las navieras, ello supondría un considerable ahorro al recortar distancias y evitar el canal de Panamá.

Esta pírrica ventaja, sin embargo, carece de importancia alguna comparada con las sombrías perspectivas que confirma la paulatina retirada de los hielos.

El cambio climático que se cierne sobre todo el planeta, tendrá efectos específicos sobre el Ártico, con una pérdida de biodiversidad hasta ahora desconocida desde el Cretácico. Numerosas especies, la más emblemática es el oso polar, tendrán que sobrevivir apenas en los parques zoológicos, ya que su hábitat habrá desaparecido.

En 2009, la ESA tiene previsto poner en órbita su nuevo satélite CryoSat-2, dedicado en exclusiva a la observación de las masas de hielo en las regiones polares.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: