DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Papa viaja a Brasil para detener el éxodo de católicos hacia las Iglesias Evangélicas



Benedicto XVI saludando al presidente brasileño Lula.


Sábado 12 de Mayo del 2007
Sociedad
Brasil

SAO PAULO, Brasil (Agencia Orbita) En un intento por revitalizar a los más de 100 millones de católicos de Brasil, el Papa Benedicto XVI canonizará al primer santo nacido en el país, celebrará misas a la que se espera la asistencia de millones de participantes en Sao Paulo, y abrirá una conferencia de los obispos latinoamericanos y del Caribe.


Pero los expertos dudan de que el viaje papal de cinco días, revierta la migración de católicos romanos que están pasando a las filas de los evangelicos o simplemente dejaron de asistir a misa en medio de profundos cambios sociales. Casi la mitad de los 1000 millones de católicos del mundo vive en América Latina, pero las iglesias pentecostales vienen creciendo con la promesa de una intervención divina para salir de una vida de miseria, en una región donde la división entre los ricos y pobres está entre las peores del planeta.

De acuerdo con el censo brasileño, el porcentaje de ciudadanos que se califican de católicos cayó de 89% en 1980 a 74% en el año 2000, mientras que los que se identifican como evangélicos protestantes subieron en el mismo período de 7% a 15%. Los expertos creen que la tendencia se ha fortalecido desde aquel último censo en el 2000.

Un estudio divulgado el 2 de mayo por la reconocida Fundación Getulio Vargas -con datos del censo- mostró que el declive de los católicos se habría estabilizado entre los años 2000 y 2003, mientras el porcentaje de los evangélicos protestantes sigue en alza.


El Papa esta sumamente preocupado por el
crecimiento de las Iglesias Evangélicas en el Brasil.

El ex arzobispo de San Pablo, el cardenal Claudio Hummes, dijo que “Se debe a un expansionismo de las Iglesias Protestantes que atraen a un mayor número de católicos bautizados, pero también a un relativismo moral, importado de Europa e introducido en el continente sobre todo por las clases dirigentes locales, los medios masivos y los intelectuales”, dijo Hummes.

El giro en las filas católicas ha coincido con la lucha de los líderes del Vaticano en América Latina contra una serie de factores que van desde la distribución gratuita de condones en Brasil para combatir el sida, el crecimiento de los matrimonios de divorciados y que no son reconocidos por la iglesia, hasta la reciente decisión de la ciudad de México de permitir el aborto durante las primeras 12 semanas de gestación.

“La Iglesia Católica encara no sólo la competencia, sino pérdidas en América Latina”, dijo Fernando Segovia, profesor de teología en la Universidad de Vanderbilt. “Esto tiene que estar en la cabeza de Benedicto, sumado a la severa escasez de clérigos”, agregó. Muchos se preguntan si Benedicto XVI podrá lograr revertir la tendencia, especialmente considerando que la situación de la Iglesia católica en Latinoamérica empeoró a pesar de las visitas a la región de su predecesor, Juan Pablo II.

“Él fue el papa peregrino, quien fue a América Latina como un héroe conquistador, pero a pesar de la popularidad de Juan Pablo II las cosas empeoraron durante su período”, dijo el ex reportero radial del Vaticano David Gibson.

“El nuevo pontífice tiene 80 años y no es Juan Pablo II en sus primeros años. Benedicto es un hombre más viejo, un teólogo, un hombre de palabras más que de presencia y acción”,
añadió.

Noticia Relacionada:

El Papa no quiere que los católicos se pasen a las «sectas evangélicas»

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: