DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Detenido en China un periodista por denunciar represión contra los cristianos




Viernes 18 de Agosto del 2006
Iglesia
China

PEKIN, China (EFE / ACPress.net) Un periodista chino llamado Zan Aizong fue detenido el pasado viernes en la ciudad de Hangzhou (provincia oriental de Zhejiang) tras escribir informaciones que denunciaban la represión a las comunidades cristianas en China, informó ayer la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).
 
De acuerdo con Chinese Pen Centre, una organización de defensa de los periodistas en el país asiático, de la que es miembro Zan, éste colocó en varias páginas web el pasado 1 de agosto una información sobre la detención de 50 protestantes en la provincia.

Los fieles, de confesión protestante, se habían manifestado contra la destrucción de su iglesia en Xiaoshan, cercana a Hangzhou.

"Zan tuvo el coraje de colocar en Internet informaciones que no podría haber publicado en su periódico (el Haiyang Bao), controlado por el Gobierno", asegura el comunicado de RSF.

Antes de detenerlo, Zan, de 37 años, fue contactado por las autoridades chinas poco después de publicar su artículo, y dos días después escribió otro en la Red denunciando las presiones de la policía.

A raíz de ese segundo artículo, agentes de la policía se presentaron en la casa de Zan, efectuando un registro y llevándose numerosos documentos personales, según la información de RSF.

"La nueva detención muestra cruelmente que es imposible para un periodista chino investigar y escribir sobre temas como la persecución a minorías religiosas", ha añadido la organización, que en los últimos meses ha multiplicado sus denuncias a la censura y persecución de periodistas ejercida por el régimen comunista.

LA DESTRUCCIÓN DE LA IGLESIA

En la tarde del 29 de Julio, un gran edificio de una iglesia domiciliaria que estaba en construcción fue destruido y muchos cristianos fueron arrestados y heridos durante la confrontación (la foto de la noticia se corresponde con la iglesia destruida).

El edificio de la iglesia domiciliaria estaba siendo construido en la población Che Lu Wan, en el pueblo de Dangshan, distrito Xiaoshan, ciudad Hangzhou, provincia de Zhejiang.

Varios miles de policías anti disturbio, policías militares y trabajadores del gobierno junto con cientos de vehículos militares arribaron y rodearon la construcción de la iglesia. Alrededor de diez mil cristianos evangélicos de la Iglesia domiciliaria llegaron rápidamente a la escena para protestar por la demolición.

La iglesia ha estado en construcción desde el 17 julio de 2006 y estaba casi completa cuando fue destruida. Testigos oculares informaron que la policía utilizó bastones de choque eléctrico y escudos anti disturbios para dispersar a los cristianos, que fueron golpeados y algunos arrestados.

El 28 de julio, el gobernador del distrito de Xiaoshan declaró que el edificio de la iglesia domiciliaria era “ilegal” porque estaba construida sin el permiso del gobierno y pidió a los cristianos que la destruyeran voluntariamente. Esta iglesia fue construida en un terreno de propiedad privada comprada por una pareja cristiana local, y el gobierno local había repetidamente negado la petición formal de los cristianos evangélicos para construir una iglesia, a pesar de que cumplían todos los requisitos.

“La destrucción del edificio de la iglesia y el uso excesivo de fuerza policial para golpear a los pacíficos cristianos es totalmente inaceptable,” dijo el reverendo Bob Fu, presidente de China Aid, “La comunidad internacional debería mantener responsable al gobierno de Zhejiang por su historial de persecución religiosa”.

ANTECEDENTES DE OTRO DERRIBO

En 2003, una gran iglesia domiciliaria situada en el pueblo de Nanyang del mismo distrito fue destruida con una escavadora, y tres Casas Iglesias Cristianas de Beijing fueron acusadas de “proveer secretos nacionales a organizaciones extranjeras” y sus responsables sentenciados de 1 a 3 años de prisión porque ellos informaron acerca de una destrucción de una iglesia. Uno de ellos, Liu Fenggang, que fue sentenciado a tres años, está todavía preso en la prisión de Hangzhou.

Noticias Relacionadas:

Cientos de heridos y arrestados después de demolición de megaiglesia en China

Seis evangélicos chinos serán juzgados por obstaculizar la destrucción de su templo

Encarcelan a 8 cristianos chinos acusados por protestar ante el derribo de su iglesia

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: