DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Extraño compañerismo



                  Humberto Lay, líder del
             partido Restauración Nacional.


Martes 08 de Agosto del 2006
Política
Perú

Por Pr. Darío López*

LIMA, Perú (Iglesia y Sociedad) La política partidaria, especialmente cuando se mezcla con la religión, suele dar origen a un extraño compañerismo, como ya parece estar sucediendo entre dos partidos. Uno que se autodenomina de “inspiración evangélica” y otro que tiene, entre sus principales voceros, a personajes vinculados al Opus Dei que representa al sector católico más conservador y retrógrado: Restauración Nacional y Renovación Nacional.

¿Qué tienen en común estos dos partidos políticos y sus líderes más visibles? ¿Tienen, en realidad, una comprensión de la política como espacio de servicio al prójimo y como búsqueda del bien común?


El pastor Humberto Lay, que representa básicamente la perspectiva ideológica de las iglesias carismáticas y de sectores evangélicos afines a la mentalidad republicana norteamericana, ha anunciado públicamente que su candidatura a la Alcaldía de Lima cuenta con el respaldo del partido político del señor Rafael Rey. ¿Quién o qué los ha juntado?

¿Ya olvidó el pastor Lay los temores que tenía en la coyuntura electoral del 2000 de la influencia del Opus Dei en una probable gestión presidencial de su candidata favorita –en ese tiempo– Lourdes Flores, a quien él con tanto entusiasmo manifestaba su apoyo junto con otros pastores de iglesias carismáticas? ¿Ya olvidó su acusación contra los líderes del CONEP, lanzada en una emisora evangélica, de “haberse vendido” y de “haberse echado” a la Iglesia Católica?

Parece que sí. Parece que ha aprendido que en política todo vale y que las convicciones y la ética se subordinan a los intereses personales y partidarios.

De esa extraña asociación se puede deducir que a ambos une una misma ideología en la cual la política se reduce, simplemente, a lo que alguien ha llamado “las grescas que ocurren al sur del ombligo”. En otras palabras, a los asuntos relativos a la moralidad sexual como el aborto, la píldora del día siguiente, los anticonceptivos, las opciones sexuales.

Poco importa a ellos temas sumamente críticos como la insultante pobreza de millones de peruanos, las altas tasas de desocupación y el hambre de miles de familias. Y poco les importa, por supuesto, resolver los problemas estructurales de largo plazo.

Lo que explica por qué, para el candidato Lay, uno de los problemas de la ciudad de Lima es simplemente la seguridad ciudadana que él afirma va a resolver sin decir cómo. Pero no se pregunta sobre las causas estructurales de la misma y tampoco menciona nada sobre la necesidad de tener políticas de Estado que traten, de manera seria e integral, este asunto.


En fin, parece que al pastor Lay poco le importa con quién se asocia, con tal que sea alguien que comparta su línea ideológica. Pues la única motivación que tiene parece ser la de convertirse en figura pública para la fotografía del momento y para el disfrute de los beneficios temporales que brinda el hecho de codearse con aquellos que están en el epicentro del poder.


* El Pastor Darío López Rodríguez es vicepresidente del Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP) y pastor de la Iglesia de Dios del Perú.
 

Noticia Relacionada:

Partido cristiano Restauración Nacional en crisis por disputas internas

Artículo Relacionado:

Humberto Lay: ¿éxito o fracaso?

.

Comentarios

Como en toda latinoamenrica existe una aplicacion de parte de las iglesias carismaticas evangelicas de la teología del dominionismo "poseer el mundo a nuestro antojo" desde las cupulas gubernamentales, ignorando el peligro del apartarce de la Biblia. recuerden al cesar lo que es del cesar, y a Dios lo que es de Dios.

que pena ,hoy despues que ya paso toda la etapa electoral,pues encontramos a nuestro "hermano"lay peor que esos politiqueros de pacotilla,embarrado con toda clase de basura delincuencial,como venta de cupos(mafioso),lobbys a favor de su familia,,,pues resulto peor que todos ellos juntos.

Añadir un Comentario: