DIARIO EVANGÉLICO DIGITAL «BEREA»

Continúan reacciones contra decisión metodista de retirarse de organismos ecuménicos



Martes 01 de Agosto del 2006
Iglesia
Brasil

SAO PAULO, Brasil (ALC Noticias) La decisión del 18º Concilio General de la Iglesia Metodista de retirar a dicha denominación de los organismos ecuménicos en los cuales estén presentes la Iglesia Católica y grupos no cristianos, como los afro-brasileños, ha motivado reacciones críticas, debates por correo electrónico e inclusive, la creación de un blog (Metodista & Ecuménico - http://metodistaecumenico.blogspot.com) para discutir el tema.

Para Anivaldo Padilha, líder laico metodista y ejecutivo de la ONG Koinonía, Presencia Ecuménica y Servicio, de Río de Janeiro, la  decisión conciliar muestra que hay una gran confusión teológica sobre la natureza de la Iglesia de Cristo. Muchos pastores y algunos líderes laicos, presente en el Concilio celebrado en Aracruz, estado de Espíritu Santo, del 10 al 16 de julio último,  no percibieron que la Iglesia o es ecuménica o deja de ser tal", enfatiza.

"Lo que podemos y debemos discutir siempre es cuál debe ser la política ecuménica de nuestra iglesia”, recomendó Padilha, que participa hace casi 40 años del movimiento ecuménico y que, por causa de ese compromiso se vio forzado a tener más claridad de su fe e identidad metodista. A finales de los años 60, Padilha fue secretario general de la Confederación de la Juventud Metodista y por su involucramiento con el movimiento estudiantil sufrió cárcel y torturas.

Padilha destaca una contradicción en la consecuencia de la decisión conciliar metodista: “El ecumenismo, que tiene como uno de sus principios la búsqueda de la unidad visible de la Iglesia, se torna factor de conflicto y división", aunque reconoce que en la actual coyuntura de la Iglesia  Metodista de Brasil el problema no es el ecumenismo. “El tema ‘ecumenismo’ fue y probablemente continuará siendo usado como arma en la lucha por el poder eclesiástico”, afirma.

Para el reverendo Paulo Dias Nogueira, de la Catedral Metodista de Piracicaba, São Paulo, la Iglesia Metodista pierde, con la decisión conciliar, una de sus principales características: la tolerancia.  Recuerda la frase del iniciador del metodismo, Juan Wesley, quien decía: “En lo esencial, unidad; en lo no esencial, diversidad; en todo, caridad".

En el sermón sobre la fe, Wesley admitió que el catolicismo enseña todo lo necesario para la salvación. De ahí que el académico de la Facultad Metodista de Teología, Roy de Oliveira Duarte, lamenta la decisión conciliar, porque, argumenta, el ecumenismo está presente en la historia de la Iglesia Metodista “mucho antes de este grupo fundamentalista/moralista que está haciendo retroceder a nuestra iglesia en su caminata".

Sin la experiencia ecuménica, alerta Duarte en un artículo puesto en el blog Metodista & Ecumênico, “nos asemejamos a las ostras (de ahí la palabra ‘ostracismo’), convirtiéndonos en personas cerradas en si mismas, escondiendo la joya preciosa que nos fue dada – Jesucristo – donador de la vida abundante”.

Indignado, el  articulista Peri Mesquita, de Curitiba, propone una renovación que comience por la formación de pastores y pastoras, que tengan una “visión profunda de la fe metodista y del mundo en el que vivimos", que se sepan diferentes de los seguidores de otras denominaciones, pero sin excluirlos, y respetándolos “como partícipes de las huestes divinas que luchan por la construcción del Reino de Dios, aquí y ahora”.

Anivaldo Padilha también identifica en la decisión conciliar “cierta precariedad en la formación ecuménica” de pastores, aunque no pone en duda la excelencia académica de la Facultad de Teología, que se relaciona "al contexto general de la sociedad brasileña y del campo evangélico en particular, que fomenta la intolerancia y prioriza la conquista de espacio en el mercado religioso en detrimento de la formación de comunidades de fe”.

El líder laico metodista destaca que el ecumenismo es un movimiento del Espíritu “que promueve en nosotros la conversión y la renovación y que abre nuestras mentes y corazones para ver y sentir no sólo nuestra condición de  pecadores, sino también el pecado y las limitaciones que existen en las iglesias-instituciones que creamos".

Ronan Boechat de Amorim, pastor de la Iglesia Metodista de Vila Isabel, en Río de Janeiro dice:  “Nosotros, metodistas, no somos católicos, no aceptamos la veneración a los santos, la centralidad y la infalibilidad del Papa,  pero somos amigos de los católicos, respetamos a los católicos y su fe".  No es la Iglesia ni su doctrina la que salva, sino "sólo el Señor Jesús", puntualiza.


Sectores de la Iglesia Metodista brasileña esperan que la decisión sea revisada en octubre, cuando el 18º Concilio, por no haber abordado toda la agenda prevista en el encuentro de Aracruz, se volverá a reunir.

Foto: Templo evangélico metodista en el Brasil.


Noticias Relacionadas:

Retiro de la Iglesia Metodista de organismos ecuménicos asombra al liderazgo eclesial

Nuevo obispo metodista apoya decisión de apartarse de organismos ecuménicos

Sigue debate sobre decisión de retirar la Iglesia Metodista de organismos ecuménicos

La Iglesia metodista brasileña abandona los organismos ecuménicos

La Iglesia Metodista del Brasil hace oficial su salida de la Coordinadora Ecuménica

Marcos Witt desea caminar por el camino peligroso del Ecumenismo

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: